ISI  fue rescatada de un patio donde era maltratada por un perro maltés que, además de no dejarla comer y revolcarla a cada rato, la orinaba y la dejaba embarazada en cada celo.

Su estado físico no era muy alentador, tenía la mandíbula lastimada y dolorida de tanto luchar por retener sus huesitos de comida, tenía un aliento muy feo pues había perdido algunas piezas dentales y las que quedaban estaban podridas. Su pelo necesitaba cuidados pero lo que más le hacía falta era una familia.

Cuando subió al auto por primera vez para ir a su nueva casa, su felicidad era evidente. Todo el viaje miró por la ventanilla y disfrutó cada kilómetro del recorrido. 

Con el correr de los días fue recuperando su autoestima, su mandíbula mejoró, su pelo creció nuevo y sano, fue operada para extirpar las piezas dentales podridas y su vida cambió.

Tenía 8 años al momento de su rescate y vivió una intensa segunda oportunidad, llena de viajes y aventuras. Isi fue la primera de 8 hermanas que se fueron sumando a la manada, perritas que, como ella, fueron rescatadas y adoptadas. 

Al llegar a sus 17 años la salud de Isi empezó a flaquear y cruzó el arco iris el 1° de julio de 2016 rodeada del amor de su familia. A manera de homenaje hicimos un video alegre, como fueron los días de ISI luego de su adopción. Quisimos mostrar que nunca es tarde para disfrutar la vida intensamente y crear conciencia de que cualquier persona puede cambiar la vida de un perrito en situación de abandono.